En Montevideo (Uruguay)

Qué mejor manera que cerrar con música este viaje. Llegar a Uruguay supuso tomar un barco desde Buenos Aires hasta Colonia del Sacramento, sin duda una ciudad pequeñita de esas que brotan romance por cada calle. A 3 horas en autobús está Montevideo, como siempre, me considero muy afortunada y esta vez tuve la suerte de conocer a Mario, músico contrabajista y quien desde hace más de 50 años sigue la tradición heredada de su padre componiendo y arreglando viejos bandoneones en su taller. Gran privilegio escucharle tocar su antiguo bandoneón de 1922. Como soy una nostálgica y melancólica a tiempo completo éste fue el punto y final para arrancarme a llorar de emoción, de alegría, de tristeza, de añoranzas de otras vidas pasadas, de todo lo que significó este viaje. Mejor no pudo estar este fin de aventura escuchando las notas de Piazzolla en el bandoneón de Mario.

Salud por El Sur es El Norte – América del Sur siempre!

IMG_3483 picc comp

0

Colonia del Sacramento (Uruguay)

Murakami ft Andrea IKB
…“Soy libre”, me digo. Cierro los ojos y, durante unos instantes, pienso que soy libre. Pero no acabo de entender qué significa. En estos momentos, lo único que tengo claro es que estoy solo. Solo en una tierra desconocida. Como un explorador solitario que hubiese perdido la brújula y el mapa. ¿Consistirá en esto la libertad? Ni siquiera lo sé…
…Oye, Kafka Tamura. Puede que la mayoría de las personas de este mundo no deseen, en realidad, ser libres. Sólo están convencidos de que lo desean. Todo es una fantasía. Si realmente consiguieran la libertad, la mayoría de la gente se encontraría con graves problemas. No lo olvides. A la gente, de hecho le gusta la falta de libertad.”
El Sur es El Norte – América del Sur

IMG_3401 picc 2 comp

0

Buenos Aires…

Siendo fiel amante como lo soy del tango, siempre tuve una idea romántica de esas calles porteñas que tantas veces visité a través de la voz de Gardel, Goyeneche y Amelita Baltar. No me equivoqué de ese romanticismo y aunque suene y se vea como tópico, Buenos Aires vive y respira tango. Ayer conocí a Cecilia y Roberto, dos bailarines que me hicieron estremecer de sentimiento y pasión por esta música.
Por supuesto la ciudad tiene otras tantas formas de vivirla como caminar por el Cementerio de La Recoleta, visitar Caminito, cacharrear un poco por el Mercado de San Telmo o ver las embarcaciones de Puerto Madero, pero hoy me quedo con este tango…
…Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno… El Sur es El Norte – América del Sur

IMG_7253 comp

IMG_7300 comp

 

0

Queda poco…

Y llegué a los 15mil kms de ruta!. Cuatro meses de viaje por América del Sur, una mochila con dos camisetas menos, la suela de los zapatos muy gastada, un cargador portable desaparecido, pero con el corazón lleno de emociones y alegrías. Le quedan pocos días a este gran reto, sin duda más que un recorrido fotográfico, una gran experiencia de vida. Cada momento vivido, cada persona con la que compartí, todas las cosas que vi, las que sentí y palpé hacen parte de este diario de vida. No cambio, ni cambiaré nunca las tardes sentada en la playa viendo atardeceres, las sonrisas de los niños que encontré a mi paso, los intensos fríos que me hicieron sentir más viva que nunca, el viento de los andes soplando en mi cara, no cambiaría nunca nada de esto por la comodidad de un sillón. Reí, canté, bailé, lloré, salté, aprendí, añoré y amé intensamente en este viaje. Pero sobre todo soñé, cada día soñé que todo puede ser posible! Hoy, rumbo a Buenos Aires y con ganas de bailar un tanguito…  El Sur es El Norte – América del Sur

IMG_3148 comp

0

Ushuaia, Tierra del Fuego (Argentina)

Llegar a Ushuaia (Capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) es todo un reto si no se llega por avión. Atravesar cientos de kilómetros merece la pena como aventura aunque no por comodidad. Hay diferentes compañías terrestres que dan el servicio de transporte pero no todas en las mejores condiciones o por lo menos que cuenten con calefacción para aliviar las bajas temperaturas y los larguísimos recorridos. Aunque el tramo de más cansancio es sin duda el cruce por el Estrecho de Magallanes donde hay que bajar del autobús, esperar el embarque en el ferry y luego continuar hasta los pasos de frontera y bajar y subir del bus muchas veces para sellar el pasaporte otras tantas.
Llegué a Ushuaia sobre las 10 de la noche, la primera impresión fue de ciudad tranquila y nada más mirar alrededor y ver sus montañas nevadas efectivamente te sientes en el fin del mundo.
Esta ciudad se encuentra entre las más míticas, por su ubicación, su historia, su faro, la antigua cárcel, por ser la ciudad más austral. Tiene muchos seguidores pero también detractores, (eso es lo que generan los mitos).
A lo largo de mi viaje por Sudamérica encontré gente que me decía que merecía la pena ir y otros que decían que hay sitios con más encanto. Pienso que mereció la pena de manera infinita, nunca un lugar sobra o está de más y éste desde luego, nunca estuvo de más. Impresiona caminar por el Parque Nacional Tierra del Fuego y ver sus imponentes montañas nevadas, sus lagos y los bonitos amaneceres y atardeceres con sus luces colándose entre los árboles blanquitos de nieve. Impresiona encontrarse en medio del sendero un zorro y que te mire con sus ojos grisáceos, impresiona dar un paseo en barco por el Canal Beagle y desde allí descubrir en pequeñas islas leones marinos y muchas aves extendiendo sus alas largas. Llegar hasta el faro de San Juan de Salvamento merece la pena sólo por sentirse un rato viviendo una de las tantas escenas de la novela de Julio Verne “El Faro del fin del mundo”.

El Sur es El Norte – América del Sur

_MG_7228 comp

_MG_7034 comp

_MG_6920 comp

IMG_3073 comp

0

Atravesando el Estrecho de Magallanes

Llegar a la ciudad del fin del mundo o ciudad más austral, efectivamente supone toda la aventura de «llegar a la ciudad del fin del mundo». Salí de Comodoro Rivadavia y tomé el autobús con destino final Ushuaia, esto supuso hacer 785kms hasta Río Gallegos, luego 310kms hasta el Estrecho de Magallanes, después 457kms a Río Grande y los últimos 211kms hasta Ushuaia. Cuatro pasos de frontera y sus respectivos 4 nuevos sellos en el pasaporte. Después de 26 horas de viaje por fin estoy en un hostel pequeñito pero muy acogedor, con buena calefacción y en el centro de la ciudad. De camino entre la estación y el hostel nieve, nieve y más nieve, ahora mismo estamos a 0°.
El Sur es El Norte – América del Sur

IMG_2871 picc comp

IMG_2874 picc comp

IMG_2869 picc comp

IMG_2875 picc comp

 

0

Plazo de viaje a Ushuaia

Después de una semana muy productiva y compartiendo con gente maravillosa en Comodoro Rivadavia ya es hora de continuar viaje. Ushuaia ha sido siempre punto de referencia importante en este viaje pero al parecer voy a tener que omitirlo porque hay paro de trabajadores en la Aduana de Chile (sí o sí es necesario pasar un tramo por frontera chilena) y el paso lleva poco más de una semana con retrasos y cierres. Las empresas de transporte dicen que me venden los tiquetes pero que bajo mi responsabilidad y que puedo quedarme estancada en el tramo aduanero horas o un día o varios. La otra opción es llegar allí en avión pero los precios se disparan. He decidido dar un pequeño plazo más por si mañana ocurre un milagro y se soluciona el problema, en caso contrario y con el dolor más grande por no poder cumplir uno de los lugares que considero más importantes en esta travesía, tendría que desviarme hacia otro lugar. Una opción sería ir al Calafate y de allí hasta el Glaciar Perito Moreno, me han dicho que sin duda es un lugar mágico. Sea cual sea el camino a seguir, mañana la mochila y la cámara estarán listas de nuevo para continuar…

El Sur es El Norte – América del Sur

IMG_2821 comp

0

Comodoro Rivadavia (Patagonia Argentina)

Comodoro Rivadavia es una ciudad al sureste de La Patagonia Argentina y su movimiento gira entorno a la industria petrolera. Hoy estuve en uno de sus fabulosos miradores llamado Punta del Marqués ubicado en el Golfo de San Jorge y si hay suerte pueden verse algunos leones marinos (hoy la tuve). A unos 30 kms en auto se encuentra Caleta Córdova que cuenta con un muelle pesquero y alrededor pequeños puestos de comida donde comer calamares, langostinos y empanadas de centolla a precios muy cómodos. Sin duda de las cosas que me han sorprendido de toda esta región son los fuertes vientos que corren que pueden llegar a los 90 kms/h. La sensación de estar dentro de un auto estacionado y ver cómo se balancea de un lado a otro sólo con la fuerza del viento, impresiona.

Hace un par de días me invitaron a dar una charla y compartir esta experiencia de viaje y me sorprendió gratamente la recepción y acogida, al final recibí otra invitación para dar una nueva charla el próximo martes 26 de mayo esta vez en la Universidad Nacional San Juan Bosco y hoy me encontré en una de las páginas del Diario Crónica. Grandes amistades se están forjando de esta parada, hasta ahora sólo me queda decir: Gracias infinitas!

El Sur es El Norte – América del Sur

_MG_6558 comp

_MG_6587 comp

 

IMG_2851 comp

0
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com